Seleccionar página

Son muchos los empleados que no le dan la importancia debida a conocer los tipos de jubilación, por eso ahora explicaremos cada uno de estos. Pues bien, todo depende del tiempo laborado, la edad y el pago del seguro social. Por lo tanto, es prudente analizar con detenimiento la siguiente información. 

Tipos de jubilación: ¿qué es la jubilación? 

Se trata del momento en el que un trabajador toma la decisión de finalizar la relación laboral con cierta entidad. Por supuesto, en algunos casos lo decide el empleado, en otros el empleador o por una causa externa

Sí, también es posible que el individuo padezca una enfermedad crónica o la muerte. Es vital tener en cuenta que para que la jubilación proceda, se deben cumplir ciertos requisitos. 

Según la edad y la cotización que ha hecho la seguridad social, se asignan los distintos tipos de jubilación. Claro está, el objetivo es recibir una remuneración continua luego de que la persona ha dejado de trabajar a fin de que siga costeando sus necesidades. 

¿Cuáles son los tipos de jubilación? 

Gracias a que los derechos del trabajador cada vez aumentan y son protegidos por el estado, se han tomado como base distintas circunstancias. ¿Cuál es la finalidad? Que cada una de estas personas disfruten de la pensión que le corresponde. 

Jubilación ordinaria: es aquella que se ejecuta cuando el empleado cumple con la edad que exige la ley. La normativa establece que debe tener 65 años como mínimo y haber cotizado al menos 36 años. 

Ahora bien, si este tiene 65 años, pero no ha cotizado la seguridad social por 36 años, deberá esperar unos meses más para que procese la jubilación. De hecho, el empleado no podrá continuar la relación laboral, esta debe finalizar totalmente. Lo mejor es pedir una cita en la seguridad social y presentar los requisitos: solicitud de jubilación, DNI o NIE y otros certificados. 

Jubilación anticipada 

Mediante esta modalidad, es posible solicitar la pensión anticipadamente sin tener la edad que pide la ley, es decir, sin tener 65 años. Claro está, los requisitos para que esta jubilación proceda son mucho más específicos que para pedir las demás jubilaciones. 

Por ejemplo, si el retiro laboral es voluntario, se exige que tenga por lo menos 63 años de edad y 35 años cotizando. Ahora, si no ha cotizado lo suficiente, no obtendrá el 100 %. Cuando el empleado es despedido por motivos ajenos,  y tiene alrededor de los 61 años, tiene derecho a recibir una pensión. 

De este modo acredita 33 años de cotizaciones por haber sido víctima de una jubilación forzosa. En ambos casos se sufre un recorte de la prestación, debido a que no cumple con la edad establecida por la legislación y los años de cotización. 

Jubilación parcial 

La particularidad de este tipo de jubilación es que puede seguir trabajando a tiempo parcial y también percibir cierta cantidad de la pensión. Esta se inicia luego de haber cumplido los 60 años. La reducción de la jornada es del 25 % al 50 % y en caso de que exista un trabajador que lo releve puede llegar a un 75 %. 

Al cumplir con la edad obligatoria, podrá jubilarse completamente y comenzar a recibir el 100 % de la pensión. El periodo mínimo necesario es de 33 años de cotizaciones. 

Jubilación flexible

Es similar a la jubilación parcial, pero esta se puede obtener una vez que la baja se ha hecho efectiva. De modo que el interesado decide retomar el empleo y compatibilizar el cobro de la pensión y el cobro del salario laboral. Sin embargo, la cuantía que recibe se reduce hasta el momento que decide dejar el empleo. 

La jornada laboral que le corresponde está entre el 25 % y el 50 %. Cualquier trabajador de la seguridad social puede logra ejercer este derecho, excepto los funcionarios civiles. Por ejemplo, los de las fuerzas armadas y los de la administración de Justicia.

Jubilación demorada 

Si el trabajador ha cumplido la edad ordinaria y quiere seguir laborando, es válido que lo haga, mediante esto consigue mayor retribución. En tal caso también es posible un periodo mínimo de cotizaciones. 

De hecho, también se le garantiza un aumento del 2 al 4 % en la pensión, pero si ha cotizado de 25 a 37 años y lo sigue haciendo efectivamente. El porcentaje va aumentando por cada año completo laborado. No obstante, también hay que tener en cuenta que la cantidad total de la jubilación no podrá ser el límite mayor. 

Pasos para obtener la jubilación 

¿Cuáles trámites se deben llevar a cabo? En primer lugar, es vital cumplimentar la solicitud de pensión de jubilación. Asimismo, es esencial que disponga de la documentación personal que se refleja en el modelo de solicitud. 

¿Dónde ha de tramitarse? Cualquiera de los centros de atención e información de la seguridad social del INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social) Por otro lado, los trabajadores que trabajen en zona marítima tienen que dirigirse al ISM (Instituto Social de la Marina), pues el reconocimiento de este derecho corresponde a tal ente. 

¿Cuándo se hace la solicitud de la jubilación y cuando comienza el pago? 

Los empleados de alta pueden hacer la solicitud de pensión de jubilación durante los 3 meses anteriores o posteriores al día que dejaron de trabajar. Así pues, los resultados económicos de la pensión se dan a partir del día siguiente a la fecha de inactividad. 

Ahora bien, en caso de que la solicitud se presente posteriormente al tiempo de cese, los efectos económicos se generan con retroactivos. ¿Por qué? Porque el derecho a la pensión se extingue solo cuando el beneficiado fallece. 

Es preciso que se tenga cada uno de estos conceptos en mente, pues solo así el trabajador sabrá en qué momento solicitar su jubilación. Asimismo, es importante porque entiende cuál es el tipo de jubilación que le compete a su caso.  Pues bien, independientemente de la industria, la edad y demás, la jubilación es un derecho. 

Aqui también te dejamos el simulador de jubilación de la seguridad social

Te puede interesar

convenio de hosteleria y lo que debes de saber

Convenio de hostelería: detalles valiosos que no conocías 

El convenio de hostelería es muy importante, pues es uno de los sectores prioritarios de la economía de España. Y ...
Leer Más
Sabes que tipos de contratos de trabajo existen en España

Los diferentes tipos de contratos de trabajo en España

Contratos indefinidos Esta categoría incluye el contrato indefinido normal, así como varios tipos de contratos indefinidos con incentivos gubernamentales. Las ...
Leer Más

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.